06 mayo 2007

COLLADO DEL DIABLO - GÜEJAR SIERRA

*

Vista de Güejar Sierra y valle del Genil

Túnel por donde circulaba el antiguo y desaparecido Tranvía de la Sierra
*
Hermoso paraje sobre la antigua "Estación de Maitena"
( ¡ Pasen y vean: unión de los ríos Maitena y Genil ! )
*
Para pintarlo y enmarcarlo..."Puente sobre el Río Genil"
*
Puente colgante (y no te muevas que te sales de la foto!)
*
Barranco de San Juan (unión de los ríos San Juan y Genil)
*
"Castañazo" - pero no golpe - ( Paco intentando abrazar a la Naturaleza)
*
Presa sobre el Río San Juan y restos de las antiguas instalaciones mineras
*
Tramo de la vereda rodeada de lirios silvestres
*
Amplia zona de lirios silvistres bajo el robledal (una pasada!)
*
Robledal y "piedras vivas" (por si me están escuchando)
*
Explanada y ruinas sobre el Cortijo del Hoyo
*
Otro "vistazo" de Güejar Sierra
*
Empinado descenso al Cortijo de Hoyo (prohibido arrojar mochilas al aire)
*
Bajada desde la base de La Morra (arriba y a la derecha)
*
Raro piso con las cumbres de Sierra Nevada al fondo
*
Sentada para el tentempié que nos levanta
*
"Nieves" con las cumbres de Sierra Nevada al fondo
(¿Más blanco...? ¡ Ni el "OMO" que se anunciaba!)
*
"Mojón de Trigo" allá arriba (pieza de puzzle para la vista!)
*
Sobre el arroyo..."verde que te quiero verde" (et moi aussi)
*
Hermosa cascada del Río San Juan ("todos como pendientes al del trampolín")
*
De película, María y con premio..."Flotando en la nieve"
*
La Campeona - "Mascota de Ignacio" (porque se hace el doble de recorrido, siempre!)
*
Cruce del Río San Juan (a mojarse los zapatos toca!)
*
En la montaña todo lo que bajas, tarde o temprano, habrá que sudarlo
*
Pequeño vasar con paso al vacío (y "amén" si te equivocas en el paso)
*
Vereda junto al curso de la acequia y que arranca desde el Albergue de San Francisco
(Y prohibido adelantar, aunque imposible a Maroto!)
*
Albergue de San Francisco sobre los Campos de Otero
*
Carril desde el Collado del Diablo hasta el Albergue de San Francisco
*
Rampa de incorporación de la Carretera de la Sierra al Collado del Diablo
*
Vista del Pico Veleta desde el punto de inicio de la marcha
(Azul sobre el blanco, y todos los que faltan...)
*
Comienzo de la ruta
(Hora de despertarse, estirar las piernas y cargar con las mochilas al hombro)

COLLADO DEL DIABLO – GÜEJAR SIERRA

Aunque en la de hoy estaba previsto subir hasta la Hoya de la Mora en autocar (zona de los Albergues) y desde allí comenzar la ruta bajando por el Barranco de San Juan, debido a las últimas nieves caídas decidimos comenzarla un poco antes, desde el Collado del Diablo (allá por el Km.35,2 de la A-395 que sube desde Granada a Sierra Nevada), por si nos encontrábamos con alguna placa de hielo por allá arriba durante el descenso.
Así que, sobre las 10:20 h., fuera dudas y mochilas al hombro, y siguiendo con el consejo más sabio y directo, que era el que teníamos delante de nuestros ojos, tomamos la rampa de incorporación desde la Carretera de la Sierra y que te deja, una vez salvado el Collado del Diablo ("punto de observatorio" privilegiado entre la cuenca del Genil y la del Moncahil y casi siempre bajo corrientes de aire), sobre un amplio carril de unos 2.100 metros de longitud, que se encontraba limpio de nieve y polvo. Allí pues, sobre una cota de 2.294 m.a. vamos derechos, mientras íbamos disfrutando de las hermosas y blancas cumbres de Sierra Nevada, que sobresaliendo por encima de la Loma de San Juan, teníamos como al alcance de nuestras manos (El Cuervo, las cúpulas de Vacares, Alcazaba y Mulhacén), hasta la pequeña edificación reconstruida sobre el antiguo y desaparecido Albergue de San Francisco o de las Cúpulas (en el edificio original existían 2 cúpulas, de ahí su nombre). Albergue que fue inaugurado allá por 1915 por la Sociedad Sierra Nevada, y actual propietaria, sobre los Campos de Otero y en los que nos encontrábamos.
Destruido durante la guerra civil española (1936-1939), se intentó la construcción de otro edificio que quedó abandonado, reconstruyéndose éste sobre una parte del primitivo y junto al que hacemos una pequeña parada para reagruparnos.
Las vistas desde aquí, y bajo el disfrutar del horizonte, son más que espléndidas ya sobre estas horas tan tempranas de la mañana tan despejada (sin embargo una gran nube "cojonera" comenzó a darnos la vara; aunque por contra, como agradecimiento y contraprestación, nos salvara de la "quema"). Mirando hacia el Este, cómo no, la figura de la Morra, también llamado Puntal de la Cazoleta, que con sus 2.203 m.a. parece hacer de contrafuerte de todo el tramo de la Loma de San Juan que le antecede y que desciende desde el Veleta; detrás de ésta, y casi a escondidas, las avistadas durante gran parte del recorrido por el carril de acceso (Vacares, Alcazaba y Mulhacén); a nuestra derecha, y con dirección Sur, tenemos las del Albergue de la Hoya de la Mora; también a nuestra derecha y tan cercanos, los tres Peñones de San Francisco como guardianes del entorno que nos rodea.
Continuamos con la caminata por la vereda que parte de dicho Albergue con dirección Este y que nos lleva hasta el Barranco del San Juan. Justo al final de la misma, y nunca mejor dicho, lo hacemos como en caída libre y con el mayor de los cuidados de hincar bastones y afianzar nuestros pasos. Cuando descendemos hasta río San Juan, en esta otra ocasión, tampoco tenemos dificultad alguna en atravesarlo, aunque esta vez llevaba más agua que la última vez que lo visitamos Nieves y yo en solitario; lógicamente debido a la gran cantidad de nieve que se estaba derritiendo sobre cotas más altas.
Desde aquí, algunos deciden subir hasta una hermosa cascada que hay un poco más arriba y por encima de nuestras cabezas.
Ya, sobre la margen derecha del río, y una vez reagrupados de nuevo, continuamos la marcha, por la vereda en descenso que hay por debajo de la "gemela" y paralela y que transcurre junto a la Acequia de Hoyo Puente, pasando al final de nuestros pasos por la base de La Morra (la de más arriba te lleva hasta la cumbre); para una vez ladera abajo, al poco y a modo de grata sentada, hacer una pequeña parada para ese tentempié que nos levanta.
Una vez aupados materialmente del campo que estaba verde a rabiar de fresco y más verde si cabe (sobre todo para las fechas en las que nos encontramos) bajamos todo en picado y sobre el desnivel más largo y pronunciado desde que iniciamos la caminata.
Al poco llegamos a las ruinas del Cortijo del Hoyo (1.664 m.a.) en donde hacemos una pequeña parada para respirar de esa verde explanada y de las cumbres nevadas que dejaríamos a nuestras espaldas, a modo ya de triste despedida de tanta belleza blanca.
Ahora el sendero, con las vistas de Güejar Sierra de frente, comienza de nuevo de caída en picado, adornado a ambos lados del mismo por infinidad de frescos lirios silvestres que estaban esperando ese “calorcillo” para florecer y al que están acostumbrados por estas fechas en las que nos hallamos. Pero bueno, no se puede pedir todo y más abajo a unos cientos de metros más, algunos ubicados en menos altura, ya empezaban a florecer como estirándose hacia arriba y a sus anchas.
El sendero, que cambia para zigzaguear al poco, atraviesa ahora un hermoso robledal (aunque de momento desprovisto de su follaje, pero que le daba un aire un tanto extraño y no exento de encanto y misterio); dejándonos, al paso y al margen, sobre los restos de una abandonada cantera de Serpentina, y al final sobre una bifurcación de caminos: el de la derecha nos bajaría al Cortijo de la Hortichuela y más abajo, si lo hubiésemos tomado sobre la Vereda de la Estrella; el de la izquierda, y el que nosotros tomamos (observando que han colocado unas vallas a modo de quitamiedos sobre el barranco y hechas con troncos de madera), nos deja sobre más restos de las antiguas explotaciones de las Minas de Serpentina y sobre una gran reja en el suelo que impide el paso del ganado.
Ahí abajo, a nuestra derecha, ya vemos el río San Juan desbocado para aflojar sus fuerzas en una presa o dique en donde existen además algunos restos de edificaciones de las antiguas minas, para continuar su marcha, libre y juguetón, hasta encontrarse más abajo con el Río Genil y en donde los dos se hermanan.
Reagrupados de nuevo, tomamos el sendero de la derecha señalizado como Vegueta del Caracol y que nos desciende, a través de un hermoso y frondoso paraje, hasta esa unión de los ríos mencionada. Al llegar casi a la misma, y junto a la señal indicativa, giramos a la izquierda para dirigirnos hasta El Charcón, atravesando antes dos puentes colgantes. Pintoresca y archiconocida zona (por donde pasaba el antiguo Tranvía de la Sierra) y en donde haríamos la parada obligatoria para el avituallamiento junto al bramar de las aguas del Genil; música que nos acompañó, relajándonos, y bajo la gloria viva del bocata.
Saciado el apetito y levantado el ánimo sobre el camino, continuamos la marcha dirigiéndonos a la zona en donde se unen los ríos Genil y Maitena; punto por donde proseguimos, atravesando por entre las mesas instaladas al aire libre del popular restaurante que existe en esta zona.
Desde aquí ya sólo es continuar el sendero que nos lleva hasta la Central Eléctrica del Castañar de Güejar Sierra y que tras ese último empujón, como segunda subida de la ruta, nos eleva hasta los 1.084 m.a. de dicha localidad; punto y destino al que llegamos sobre las 17:10 h. y en donde nos estaba esperando el autocar para llevarnos de regreso a Granada.
Como siempre dejo algunas instantáneas de esos momentos vividos, como recuerdo y recuento de los pasos añadidos al corazón de la sangre que nos levanta.
*
- Accesos: Desde Granada por la A-395 hasta el Km. 35,2 (carretera de Granada a Sierra Nevada) en autocar.
- Regreso: Güejar Sierra - Granada en autocar (unos 16,5 km.)
- Itinerario: Collado del Diablo - Albergue de San Francisco - Barranco de San Juan - ladeo de la Morra - Cortijo de Hoyo - Cantera de Serpentina - Vegueta del Caracol - El Charcón - Central El Castañar - Güejar Sierra.
- Trayecto: lineal
- Distancia recorrida: 18 km.aprox. (Bueno, la mascota de Ignacio por lo menos el doble !! Y por ese "ir y venir", vamos que se ha merecido la foto de campeona!)
- Participantes: Club Senderista el Bastón
- Dificultad: Media-Baja
-Desnivel total acumulado en el descenso: 1.21o m.
- Duración: 6 h. 50 m.. (incluidos descansos y parada para el avituallamiento)
- Agua: Ríos San Juan y Génil.

No hay comentarios: